May 02

¿Hacia dónde va nuestra radioafición en el siglo XXI?

 (Por: José de J. Enriquez Campos CO6EC)

Hace unos días, leyendo unas reflexiones de un radioaficionado español en una de las páginas a las cuales podemos tener acceso por nuestra red, llamaron mi atención las dificultades que tienen los países más desarrollados para asegurar el futuro de la radioafición en sus naciones.

Entre los problemas que mencionaba en su escrito se destaca lo siguiente:

Comunicar, charlar con los amigos, hablar con dónde sea, cuando se quiera… eso lo puede ya hacer todo el mundo sin necesidad de un equipo de radio, sin necesidad de ser radioaficionado. Se puede hacer por teléfono (fijo o móvil), por agenda electrónica (por I-phone, Blackberry…), por Internet con el Skype y similares… y pronto bastará con el televisor (interactivo) y con la nevera (con pantalla y micro), y hasta con el portarrollos del papel higiénico, si a alguien se le ocurre fabricar el portarrollos electrónico.

Es por ello que el crecimiento de jóvenes en las filas de la radioafición en España, como en muchos países de Europa, atraviesa dificultades: por la competencia que imponen las nuevas tecnologías. Y es esta una preocupación creciente y objetiva de los directivos de la IARU.

Si analizamos esta situación desde la realidad de nuestra radioafición, podemos considerarnos con una gran salud como organización. No existen dificultades para el crecimiento en nuestra FRC, puesto que ha ido de forma ascendente desde su fundación, hace ya algo más de 50 años.

Como radioaficionado iniciado en la década de los 80, he podido constatar este proceso indetenible. Para dar una idea de este crecimiento debemos recordar que en el año 1990 no llegábamos a 1000 en todo el país, y en un período de poco más de 25 años nos hemos multiplicado por 10. Hoy contamos a nivel nacional con cerca de 10 mil integrantes.

Tomando como referencia el municipio de Santa Clara, donde residimos, la siguiente tabla recoge, por quinquenios y a partir de 1960, cómo se han comportado el ingreso a la FRC en el territorio.

 

130
120    x
110
100
90
80
70    x
60
50
45   x
40
35
30   x   x
25
20
15   x
10
1-5    x   x   x   x
   1    x   x    1    2   4  14 30  29  44 68 117
X 1960 1965 1970 1975 1980 1985 1990 1995 2000 2005 2010 2015

Es obvio que nuestros problemas no tienen nada que ver con el crecimiento y la incorporación de jóvenes a la organización como ocurre en la mayoría de los países hoy.Nuestros problemas radican en otra parte.Si consideramos que:

1.- Tenemos una organización numerosa y organizada desde la sección de base, radio clubes municipales, filiares provinciales, hasta una dirección nacional; y realizamos nuestros congresos y reuniones según lo establecido.

2.- Tenemos un Reglamento de comunicaciones que, mirándolo en su totalidad, sería la envidia de los radioafionados de muchos países, en cuanto a potencia en las bandas, uso del espectro por las distintas categorías de estaciones, modos de operación, etc.

3.- Tenemos una Academia del Radioaficionado donde se preparan los nuevos ingresos, y hoy nuestro Ministerio de Comunicaciones realiza los Exámenes Ministeriales dos veces al año (en mi época los exámenes no tenían fecha y pasaban dos y tres años entre uno y otro).

4.- Contamos con colegas entusiastas para cumplir cualquier tarea radial o social, colegas preparados técnicamente en la computación y la electrónica, dispuestos a cooperar con la comunidad cuando se nos solicita, y de lo cual tenemos numerosos ejemplos.

¿En qué aspecto radica la debilidad de nuestra radioafición de cara al siglo XXI?Preguntémonos ahora, lo siguiente.

¿Cuántos radioaficionados trabajan los distintos modos de emisión a los cuales nos da derecho el presente reglamento en lo individual, como a la FRC en general?

Preguntémonos:

a) ¿Cuántos hacen comunicación vía satélite?

b) ¿Cuántos hacen comunicación por rebote lunar?

c)  ¿Cuántos hacen comunicaciones digitales?

d)  ¿Cuántas estaciones de nodo de datos por radio (BBS)

e)  ¿Cuántas estaciones nodo de acceso por radio a la red de datos (Gateway)

f)   ¿Cuántas estaciones pasarelas de HF/VHF/UHF?

g)  ¿Cuántas estaciones de radio baliza existen?

Y para concluir:

h)  ¿Cuántas estaciones participan en los concursos nacionales?

i)   ¿Cuántas estaciones participan en los concursos internacionales?

La lista de preguntas, como ven, es bastante larga. Pero la cantidad para cada respuesta, bastante pobre.Lo cierto es que en la vida diaria solamente nos dedicamos a conversar por radio, a contar batallitas pasadas, y prepararnos para cuando se nos llame para algún desastre natural. Lo que ojalá no pase nunca, no solo por el desastre en sí mismo y el daño para nuestro país, sino porque nos daríamos cuenta que no todos estamos todo lo preparados que creemos para asumir ese reto.El desarrollo del mundo de las comunicaciones va cada vez más rápido y nos estamos quedando detrás tecnológicamente.  Nuestras mejores estaciones cuentan con equipos de la década del 80 y las más avanzadas de la década del 90 del siglo pasado.Haciendo una exploración en nuestro municipio encontramos que las que tienen equipos de HF, no pasan de 12 por cada 100 radioaficionados. Y es poco probable que la cifra sea mucho mayor en el resto de los municipios del país, teniendo en cuenta las estaciones que se escuchan en el aire diariamente.En los concursos nacionales nunca se ha llegado a 100 estaciones participantes. En los eventos conmemorativos, donde las estaciones entregan Tarjetas QSL por alguna fecha relevante, no se alcanza ese número en las Bandas de HFCierto es que podemos hacer más por la organización, y preparar a nuestros colegas, dando talleres, conferencia, organizando eventos, etc. Pero, ¿dónde está el soporte tecnológico para desarrollar esto?Considerando todo lo anterior, es posible llegar a la conclusión de que el freno a la adquisición de equipos durante todos estos años nos ha dejado parado en el siglo pasado, cuando ya llevamos 17 años del siglo XXI.Ya en muchos lugares se utiliza la comunicación digital de voz, y en algún momento, más temprano que tarde, llegara el apagón analógico. Es una cuestión de necesidad, pues no cabemos en el espectro radioeléctrico, y todos los nuevos modos de comunicación van encaminados a ello. Como lo fue la BLU sobre la AM en su tiempo, para cuando llegue ese momento, si no nos apuramos nos convertiremos, a causa de nuestra obligada ausencia en el éter, en la entidad mas buscada en el mundo del DX.Un llamado de S.O.S. a todo el que pueda ayudar para que esto no sea así.Recuerda.Camina, y el mundo caminara contigo.Detente, y el mundo caminara si ti.Tú eliges.

Por: José de J. Enriquez Campos CO6EC

Fuente: Tomado del blog cqcq.cubava.cu

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE