EL VALOR DE UNA FECHA

100_4148Por Dr. C. Raúl González Peña (CO6XDX).

Hay fechas en el calendario que juegan un papel determinante para las naciones, para las localidades territoriales, para los grupos sociales, para las familias y para cada una de las personas. Y esto sucede porque la fecha en sí no reviste ningún sentido, si se le ve despojada de su significado por el hecho, fenómeno o suceso que en ese día particular ocurrió. De tal modo podemos encontrar motivos para celebrar, conmemorar, recordar y hasta festejar por el contenido o valor de una determinada fecha.

Si le damos una ojeada rápida a los calendarios de celebraciones para el día de hoy nos encontraremos marcas tan importantes como las que siguen:

  • Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.
  • Día de Internet.
  • Día Internacional del Reciclaje.
  • Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información.
  • Día Mundial contra la Hipertensión.
  • Cuba: Día de la Reforma Agraria y del Campesinado.

Es posible que por diversas razones alguna de estas fechas tenga más repercusión social y personal que otra, sin embargo, todas tienen un significado inestimable, y todas deben ser recordadas y valoradas en su justa medida. Dedicarle unas líneas de reflexión a alguna de ellas en particular, sería en este momento improcedente, y es que hay tanta importancia en todas que merecerían ser comentadas con amplitud. Sin dudas que hoy es el día exacto en que podemos pensar en el valor de las diferencias, recordando que ser diferente es algo común. O que en las comunicaciones y el Internet está el camino presente y futuro de la especie humana. Y así para cada fecha que se conmemora en este día, hay un motivo que suscita análisis certero y reflexión profunda.

100_4149

El 17 de mayo también tiene un aparte de alto significado en mi calendario personal, y es que un día como el de hoy, pero en el año 1928 nació el ser más importante de mi vida, alguien insustituible por su inteligencia y versatilidad; trabajador incansable por la vida, por su familia y por su país; fuerte de convicción, de espíritu, de músculos y de pensamientos; sensible y culto, en su alma y en su corazón; sencillamente, humano, brillante, patriota, revolucionario y justo. No he llegado a conocer a alguien con los valores, con el talento y con las destrezas de mi padre, y creo que nunca lo conoceré. Dios ha querido que hoy arribe a sus 88 cumpleaños, y todos sus hijos, su esposa de toda la vida (mi madre santa) y demás familiares; los compañeros de lucha y los amigos de millones de avatares le estamos agradecidos por sus enseñanzas y por su riquísima vida.

Cuenta mi padre, -“que en su juventud dedicaba muchas horas a escuchar estaciones de radioaficionados, en especial las trasmisiones realizadas por Orlando Osorio CO8OO”, quien residía en el oriental territorio de Velazco, Holguín. De igual manera recuerda como estas experiencias le posibilitaron hacerse asiduo radioescucha de la insurgente Estación “Radio Rebelde” que originaba su señal en La Plata, localidad ubicada en lo intrincado de la Sierra Maestra. Ahora comprendo el por qué siempre en mi casa existió un receptor de onda corta, y por qué a mi padre le encantaba monitorear estas frecuencias con sistematicidad. Al paso del tiempo puedo entender mi pasión por la radio, que obedece más a los genes que corren por mis venas que a los méritos propios. Y el que sea un asunto de las leyes de Mendel lo prueba que el Patriarca Raúl –fundador de una casta extremadamente unida- también cuenta en su familia con dos nietos que disfrutan de este hobby: Claudia Lianet González (CO6CDX) Y Roberto Rodríguez González (CL6RK).

Daniel 17-5

Como decía más arriba, el calendario para este día está lleno de caprichosas coincidencias, algunas para festejar y otras para recordar. Resulta que también un 17 de mayo, hace ya 2 años, nos dejaría físicamente la persona más “importante” para los radioaficionados en Caibarién. Quizás quien lee hasta aquí, se pregunte: ¿Manolín murió hace dos años? Y es que para muchos Manuel Álvarez Álvarez es el Pionero y la persona más relevante de los radioaficionados de este pueblo. Sin embargo no hablo ni de pionero, ni de relevante, sino de importante. Y es que Daniel González Casas (CO6DD), que falleciera un día como el de hoy producto de un infarto cardiaco, es sin dudas, la persona que cambió la vida de la radioafición en la “Villa Blanca”.

Hace unos meses intenté escribir unas notas sobre la vida de Daniel –y finalmente lo hice y lo publiqué en este mismo blog, sin embargo, no creo que pudiera llegar a expresar todo lo que fue, lo que es y lo que será este “hombre” de cualidades excepcionales para los que tuvimos la dicha de contar con su amistad, a pesar de la rudeza de los tiempos y de la ingratitud que la vida mostró hacia él. Y es que Daniel vivió con tanta intensidad, hizo tantas cosas en tantas facetas de la vida, que sencillamente no mereció abandonarnos físicamente tan pronto.

En fin, que estamos felicitando a todos aquellos que tienen muchos motivos para sentirse alegres, y de la misma forma estamos recordando a los que han sido muy importantes para nosotros, y que hoy –lamentablemente- no nos acompañan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.