UN CONVERSATORIO DIFERENTE, PERO NECESARIO

IMG0072BCPor: Dr. C. Raúl González Peña.

Fotos: Orelvys Hernández y Sandy Rodríguez.

Los radioaficionados caibarienenses siguen siendo abanderados de aquella antigua y valedera máxima que plantea: “Prevenir siempre es mejor que lamentar”. Por esta razón, hoy domingo 5 de junio “Día mundial a favor del medio ambiente” se reunieron para compartir un espacio de debate y reflexión sobre la situación ambiental en el territorio y su inminente impacto en la vida diaria de los que residimos en este rinconcito de la geografía villaclareña.

El taller sobre el papel de las comunicaciones ante situaciones excepcionales producidas por catástrofes naturales contó con la presencia de un grupo importante de radioaficionados de la localidad y de otros territorios, así como por algunos invitados, quienes han mostrado interés de unirse a este apasionante hobby.

En el encuentro se contó con la participación del Lic. Martín Núñez especialista de la estación meteorológica local, quien expuso de manera magistral un amplio volumen de información relacionada con la afectación que este municipio ha tenido por causa de los ciclones tropicales. Al respecto se analizó el pronóstico de la temporada de huracanes, que se inició el pasado 1 de junio y que se extenderá hasta el próximo 30 de noviembre; así como las medidas que se deben asumir para disminuir las pérdidas debido a esta situación.

Otro aspecto analizado fue el riesgo que el municipio tiene de ser afectado por un movimiento telúrico. El Lic. Núñez mostró un grupo de estadísticas muy poco conocidas por la población caibarienense, y que demuestran el riesgo que este asentamiento tiene a ser afectado por un suceso de esta naturaleza.

De igual forma el amigo Orelvys Ramón Hernández abordó desde sus conocimientos como especialista de ingeniería de la Región Militar en Caibarién sus consideraciones sobre esta temática. Al respecto se aportó información valiosa sobre las zonas que en el municipio ofrecen riesgos para los recursos humanos y materiales por causa de inundaciones, de fuertes vientos y por penetraciones del mar.

En la actividad se mostraron un grupo de audiovisuales que evidenciaron la crudeza de estos fenómenos y la necesidad de la preparación consiente, sistemática y planificada de todos los factores que están en el deber de ayudar a prevenir que los efectos de estos eventos sean mínimos.

Por último se abordó el papel de los radioaficionados para el sostenimiento de las comunicaciones en las situaciones en extremo complejas. Se expusieron experiencias prácticas y se llegó a un concenso sobre los procedimientos y medidas a tener en cuenta para contar con una adecuada estación de radio en tiempos de situaciones excepcionales.

Fue una opinión generalizada de los asistentes, -que espacios de esta naturaleza contribuyen de forma decisiva a elevar la preparación y el conocimiento cultural de los que se implican en ella. Esta jornada ha quedado en la memoria por el grado de profesionalidad de los invitados y por la disciplina mostrada por todos los participantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.